Al momento del siniestro, los adolescentes festejaban no sólo el cumpleaños de uno de los chicos que estaban esa tarde, sino que también estaban el resto de los compañeros y compañeras que no se habían llevado materias en el secundario.

Vecinos informaron a La Voz que los chicos accidentados son muy conocidos en la localidad. Incluso, el adolescente que perdió la vida era hijo de uno de los médicos de Río Segundo y Pilar.

Tras el siniestro, un grupo nutrido de jóvenes se agolpó en las puertas de la clínica Sarmiento, donde ingresaron los adolescentes. Uno fue derivado en grave estado a la Capital, donde permanece internado.

Según informó la Policía, los chicos circulaban en dos cuadriciclos de alta cilindrada cuando chocaron entre ellos. En el caso interviene el juzgado de menores de Río Segundo. La secretaria fiscal, Paula Demaría, afirmó que son tres los heridos que permanecen en estado reservado.

Duelo

La escuela parroquial San Luis Gonzaga, al que asisten los adolescentes accidentados, y donde iba Muela, decretó duelo tras el siniestro vial.

*Colaboró con esta nota Augusto Laros.